Bucear con Discapacidad ⋆ Bucear sin Barreras

Bucear con discapacidad. Bucear sin barreras

Bucear con discapacidad: ¿es posible? Bucear es la forma más fácil de pasar a otra realidad mejor. El estrés, las preocupaciones y los problemas cotidianos se quedan en la orilla: bajo el agua sólo hay libertad. No hay ninguna razón por la que las personas con discapacidad no puedan bucear.

De hecho, el buceo es a veces la única opción para que las personas discapacitadas se olviden de sus problemas médicos, al menos durante un tiempo. El buceo para discapacitados es también una gran idea para la rehabilitación. Hablemos hoy de cómo hacerlo.

Bucear con discapacidad

El cuerpo no es una limitación si quiere empezar a explorar el mundo submarino. Sin embargo, lo más frecuente es que la práctica de esta actividad se vea impedida por lugares de buceo que no están adaptados a las necesidades de las personas con discapacidad. Esto puede hacer pensar que la barrera para empezar a bucear es demasiado alta. Pero, ¿es realmente así? ¿O basta con un poco de buena voluntad por parte de los centros de buceo?

El buceo es una actividad emocionante y agradable que puede ser disfrutada por personas de todas las capacidades y discapacidades. Aunque algunas discapacidades pueden requerir consideraciones y adaptaciones especiales, muchos buceadores con discapacidades pueden participar en el buceo con la ayuda de equipos especializados e instructores formados.

Desafíos para los buceadores con discapacidad

Uno de los principales retos para los buceadores con discapacidad es acceder al agua y ponerse y quitarse el equipo de buceo. Los buceadores en silla de ruedas pueden acceder fácilmente al agua mediante rampas y plataformas especiales. Los buceadores que tienen dificultades para moverse o que no pueden hacerlo de forma autónoma pueden utilizar equipos especiales, como un elevador o una grúa, que les ayuden a entrar y salir del agua y a ponerse el equipo de buceo.

Bucear sin barreras: las personas con discapacidad se aseguran
Bucear sin barreras: las personas con discapacidad se aseguran

Una vez en el agua, los buceadores con discapacidad pueden necesitar equipos de buceo especializados que les ayuden con la respiración y la movilidad. Por ejemplo, los buceadores con problemas respiratorios pueden necesitar una máscara completa o un rebreather, que les permite respirar desde un circuito cerrado en lugar de desde los tanques. Los buceadores con dificultades para moverse pueden necesitar aletas especiales o dispositivos de propulsión que les ayuden a desplazarse por el agua.

Asistencia para buceo con discapacidad

Además del equipo especializado, los buceadores con discapacidad pueden necesitar la ayuda de un compañero de buceo o un instructor de buceo. Un compañero de buceo puede proporcionar asistencia física, como ayudar al buceador a entrar y salir del agua y ayudarle con el equipo, así como proporcionar apoyo emocional y garantizar la seguridad del buceador. Un instructor formado también puede orientar e instruir sobre el uso de equipos especializados y adaptar las técnicas de buceo a las necesidades específicas del buceador.

A pesar de las dificultades, el buceo puede ser una experiencia gratificante y estimulante para los buceadores con discapacidad. Les permite explorar el mundo submarino y experimentar la belleza y las maravillas del océano, y puede proporcionarles una sensación de libertad e independencia. Muchos buceadores con discapacidad afirman que el submarinismo ha mejorado su bienestar físico y mental y les ha ayudado a superar retos y limitaciones.

Organizaciones de buceo para personas con discapacidad

El buceo también puede ofrecer oportunidades de socialización y comunidad a los buceadores con discapacidades. Muchos clubes y organizaciones de buceo cuentan con programas y eventos diseñados específicamente para buceadores con discapacidad, lo que puede proporcionar un entorno de apoyo e inclusión para que los buceadores compartan sus experiencias y retos.

Por supuesto, hay muchas organizaciones de buceo, pero no todas ofrecen cursos o formación para personas con discapacidad. Por eso se han creado organizaciones especiales que reúnen a buceadores con discapacidad y se especializan en posibilitar la exploración subacuática. Una de ellas es la HSA (Handicapped Scuba Association).

HSA diving federations disabled diving

Buceo con discapacidad: ¿quién puede bucear?

Por supuesto, existen algunas contraindicaciones que pueden dificultar o excluir de este tipo de recreo. Esto está relacionado con el simple hecho de que los humanos no estamos creados para estar bajo el agua. Así que tenemos que “engañar” a la naturaleza para ver lo que esconde bajo la superficie. Esto, sin embargo, significa que a veces, a pesar de tu deseo de hacerlo, no podrás participar en la inmersión, y esto está directamente relacionado con tu seguridad durante la inmersión.

Lo mismo ocurre cuando se trata de bucear con discapacidades. No se trata del tipo de su discapacidad, sino más bien de contraindicaciones relacionadas con enfermedades cardiovasculares y respiratorias graves o trastornos mentales. Antes de cualquier inmersión de este tipo, será necesaria la opinión de un experto médico, ya que sólo él puede opinar sobre su estado. No obstante, no se preocupe de antemano y hable con su médico sobre este sueño y sobre si puede dar el paso..

¿Dónde pueden bucear las personas con discapacidad?

Permítame que le describa el procedimiento en nuestro centro de buceo autorizado por PADI. Cualquier formación básica de buceo comienza con una clase en la piscina, donde aprendemos los fundamentos del funcionamiento del equipo de buceo. El buceo para discapacitados no es diferente. Empezamos con una clase en la que practicamos todo el procedimiento y lo que ocurrirá en el océano.

En nuestro caso, es posible que una persona con discapacidad pueda bucear en la Isla del Cano, nuestra mágica isla de Costa Rica. Por supuesto, esto implica una logística y un manejo más complicados, pero nuestro objetivo es hacer que la experiencia sea posible para todos. Independientemente de su condición física.

¿Por qué es tan importante?

El buceo puede formar parte de la rehabilitación, que mejora la condición física, pero también afecta al estado mental. Bajo el agua, todo el mundo es igual, y la discapacidad deja de molestar. Gracias a la fuerza de flotación del agua, los usuarios de sillas de ruedas no ceden a la gravedad. Sus cuerpos parecen tan ligeros como una pluma.

Primera inmersión en silla de ruedas
Primera inmersión en silla de ruedas

El sistema de comunicación del buceo se basa en la señalización gestual, por lo que no supone una limitación para las personas sordas. El buceo ayuda a romper barreras y a que las personas con discapacidad tomen conciencia de sus propias capacidades. Es una motivación para afrontar los retos de la vida, integra a las personas entre sí y da mucha satisfacción.

No tengas miedo de zambullirte.

Si eres una persona con discapacidad, sinceramente no puedo hacerme una idea de las dificultades y retos que conlleva tu vida diaria. Así que ni siquiera intentaré adivinarlo. Lo que sí sé, sin embargo, es que hay un mundo completamente diferente bajo el agua que es accesible para todos. ¿Sabes por qué los astronautas practican en una piscina de agua?

Esto se debe a que este estado es el que más se asemeja al estado de ingravidez en el espacio. Bajo el agua, el cuerpo se vuelve “ingrávido” y los movimientos se suavizan. Se pierde la frontera entre discapacitados y sanos. La silla de ruedas a la que puedes estar confinado, durante esas pocas decenas de minutos, no la necesitas para nada. Te mueves donde quieres y como quieres. Eso es lo más hermoso. No tengas miedo de darte esta oportunidad, y créeme, el buceo está abierto a las personas con discapacidad.

Bucear con discapacidad: recapitulemos

En conclusión, el buceo es una actividad de la que pueden disfrutar personas con todo tipo de capacidades y discapacidades. Con la ayuda de equipos especializados e instructores formados, muchos buceadores con discapacidades pueden participar en el buceo y experimentar las alegrías y los retos del mundo submarino. El buceo puede proporcionar beneficios físicos y mentales, así como oportunidades de socialización y comunidad para los buceadores con discapacidades.